¡Viva la Pepa!

Con un par de días de retraso, pero que debe ser lo que habría tardado en llegar la noticia desde Cádiz al norte de la península allá por 1812 😉 nos sumamos al recuerdo de la Constitución de Cádiz.

La promulgación de la Constitución de 1812, obra de Salvador Viniegra (Museo de las Cortes de Cádiz).

Para ello, nada mejor que recordar un par de sus artículos:

artº 366

En todos los pueblos de la Monarquía se establecerán escuelas de primeras letras, en las que se enseñará a los niños a leer, a escribir y contar, y el el catecismo de la religión católica, que comprenhenderá también una breve exposición de las obligaciones civiles.

artº 371

Todos los españoles tienen libertad de escribir, imprimir y publicar sus ideas políticas sin necesidad de licencia, revision o aprobación alguna anterior a la publicación, baxo las restricciones y responsabilidad que establezcan las leyes.

Situados en su contexto histórico (en especial, la mención al catecismo católico) ¿no os parece una pequeña maravilla de hace dos siglos cuando hoy en día todavía seguimos hablando de libertad de acceso al conocimiento y libertad de expresión? Pena que durara tan poco …

 

 

 

Comentarios cerrados.