Presupuestos Generales del Estado 2012: divulgados por QR pero cerrados en PDF

QR PGE 2012

QR Presupuestos Generales del Estado 2012

Ayer hemos podido ver en todas las televisiones al Ministro de Hacienda de España presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado en el Congreso. Muy lejos han quedado aquellos años donde el ministro de turno llegaba al parlamento seguido de una furgoneta en la que viajaban los innumerables tomos que componían el presupuesto. Desde hace unos cuantos años, los presupuestos llegan en su bolsillo en un manejable USB junto con el que se posa con la cara de satisfacción de viajar a lomos de la modernidad.

Este año ha ido un pasito más lejos y junto con el USB se ha posado junto a un código QR o Bidi. El USB aún estaba pero ha quedado un poco marginado, adherido a la cartulina en la que se había impreso el QR. Para quién aún no lo sepa, un código QR o Bidi es un código de barras complejo que permite incluir información sobre una web de destino. Es un invento creado para la web móvil, de manera que en vez de ofrecernos un enlace que haya que teclear en el dispositivo se ofrece el QR que ha de ser fotografiado con un dispositivo móvil a través de un programa gestor para que seguidamente se nos conduzca de manera automática a la web de destino.

Personalmente no le encuentro mucha utilidad al invento. Ha sido muy usado en los últimos tiempos para publicidad, pero creo que resulta más rápido escribir la dirección en el dispositivo móvil además de resultar memorizable, imposible en un QR. Es cierto que puede tener su utilidad cuando la dirección web de destino es compleja, pero normalmente no es el caso, y la dirección suele corresponderse a un simple dominio básico.

A pesar de ello, nunca viene mal que las administraciones públicas se modernicen un poquito. No obstante, esta modernización se termina cuando se accede al contenido de los Presupuestos. Disponible en PDF y hasta en un fichero .exe. PDF será un formato universal, pero no permite tratar mecánicamente la información, es un formato que encierra los contenidos que habrán de ser extraidos manualmente (o sea, reescribiéndolos de nuevo), por lo tanto, un formato que dificulta la divulgación y estudio de los documentos.

Lo peor es que el desconocimiento sobre el tema parece absolutamente manifiesto. Un parlamentario ha preguntado al Gobierno si, comprometido con la transparencia, pensaba entregar de forma detallada el conjunto de las partidas presupuestarias en un formato operativo como son las hojas de cálculo (bueno, resulta que hay formatos mucho mejores, pero aceptamos hoja de cálculo como formato abierto, en especial si es OpenOffice). A continuación la respuesta:

El gobierno, al remitir al Parlamento el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para un ejercicio determinado, acompaña la documentación prevista a dichos efectos en la Ley General Presupuestaria. Se entiende que la información suministrada permite a los distintos grupos parlamentarios llevar a cabo las funciones de análisis y enmiendas que prevé la normativa al respecto.

En todo caso, el concepto de transparencia se refiere a la suficiencia de información suministrada y no al mero aspecto formal de presentación de datos.

La respuesta es absolutamente desmoralizadora, porque da a entender que quién responde no sabe de qué le están hablando, en especial con el último párrafo de que la transparencia se refiere a la suficiencia de la información y no a la presentación formal. Transparencia no es sólo ofrecer información. Transparencia es ofrecer información manejable.

Como todo el mundo que no sabe es capaz de aprender, confiamos en que en el futuro ésto cambie. Pero por favor, que no tarde mucho, que no es tan difícil de aprender.

 

1 comment to Presupuestos Generales del Estado 2012: divulgados por QR pero cerrados en PDF

  • José Carlos Agrela

    Lo del QR ha sido una jugada del área de comunicación, pero la verdad es que no ha salido nada bien, ya que:
    1.- Los QR han que leerlos usando un smartphone.
    2.- Accedes a una web móvil que puedes ver desde tu smartphone.

    ¿Que tenemos?
    Accedemos a una web que no esta adaptada para móvil (no ves un carajo) y accedes a una documentación que difícilmente podrías gestionar en el móvil.

    Desde el punto de vista de mobileMarketing… ha sido una acción vergonzosa.