Code is law

Code is law, el código es la ley. Este juego de palabras sirvió al teórico de los derechos de propiedad intelectual y profesor de Harvard Lawrence Lessig (1999), para ilustrar que en el futuro no serían las leyes las que dictaran qué es posible hacer y qué no, sino el software que estuviéramos utilizando.

Lawrence Lessig, con su inseparable Mac

Code and Other Laws of Cyberspace es una obra clásica del liberalismo digital. Publicada en su primera edición en 1999, y recientemente revisada en una versión 2.0, la obra gira en torno a la tesis de que la Red es un espacio en el que no es posible dictar y aplicar leyes tal y como lo hacemos en nuestra sociedad actual. Jugando con las palabras del idioma inglés, Lessig expone que las leyes de una sociedad digital se encuentran en el código que se ejecuta. El código es lo que nos permite hacer (o no hacer), y por tanto refuerza o reduce nuestros derechos. De ahí la importancia del software libre en una sociedad digital.


Evidentemente ha pasado mucho tiempo desde su publicación, por lo menos en tiempo digital, que parece evolucionar mucho más rápido que nuestro tiempo real. Hoy en día sólo a los mayores del lugar no nos suenan extrañas palabras como ciberespacio que Lessig usa para referirse a la Red, y que chirrían un poquito, casi como sacadas de la novela ciberpunk. No obstante, las tesis de Lessig siguen siendo plenamente vigentes y se encuentran en la raiz de todas las teorías sobre gobierno abierto. Actualizado a la versión The Code 2.0 sigue siendo una lectura con reflexiones de plena actualidad.
Aprovechando la resaca electoral del pasado 22M, extraemos una cita de la obra de Lessig referida a la actividad digital de los gobiernos, aplicable tanto a la actividad electoral como a la ejecutiva o administrativa.

Governance software that controls Information and Communications Technology (ICT), automates government policy, or electronically counts votes, should not be thought of as something that should be bought any more than politicians should be thought of something that should be bought.

Que podemos traducir como:

El software empleado por gobiernos y administraciones que controla sus tecnologías de la información y la comunicación, automatiza sus funciones, o recuenta votos, no debería ser concebido como algo que se pudiera comprar; al menos no en mayor medida de como podamos concebir a los políticos como algo que pueda ser comprado.

Y que en román paladino no significa más que el software y la actividad digital de gobiernos y administraciones debe ser totalmente abierto y transparente. Tanto como la política y los políticos deben serlo.

Consulta: Code is Law and Other Laws of Cyberspace.

Comentarios cerrados.