Las metadistribuciones preferidas

Quizá lo que yo entienda por metadistribuciones sea distinto de lo que otras muchas personas entiendan, pero voy a calificar como metadistribuciones aquellas que frecuentemente sirven como base para otras. Y sólo voy a citar a las dos que creo más acertadas.
Para muchos lectores ambas metadistribuciones serán consideradas distribuciones de escritorio, y ciertamente muchos usuarios así las emplean. Pero por tener cierta dificultad en su instalación y configuración yo no las considero así, esto es, no las considero distribuciones al alcance del usuario normal.

fedora

La primera de ellas es la distribución del Proyecto Fedora. El Proyecto Fedora es una comunidad a escala internacional cuyo objetivo es ofrecer la tecnología más actual en el mundo del software libre. Está esponsorizada por la empresa Red Hat (el logo de Red Hat es un sombrero rojo modelo fedora) en cuyo seno tuvo su origen y actúa un poco a modo de zona de pruebas de la tecnología que luego se incorporará en la distribución corporativa Red Hat Enterprise Linux (RHEL), tecnología libre, y que por supuesto después de esta incorporación sigue siendo libre.

f12launch

Fedora ofrece un ritmo de actualizaciones muy rápidas (una distribución nueva cada seis meses) y su objetivo es la incorporación de nuevas tecnologías que pasan a estar al acceso de cualquiera, pero sólo aquellas que puedan considerarse software libre . Obviamente este objetivo es el que la convierte en un poco problemática para el usuario final, pues las actualizaciones entre versiones no son nada amigables y además gran parte del software incorporado podría considerarse aún en fase beta de desarrollo, con los problemas que esto supone. No obstante, no es óbice para que sea empleada con gran éxito por multitud de usuarios e instituciones científicas y educativas.

Pero quizá gran parte de su interés está en su papel como metadistribución, pues además de servir de base para RHEL (producto estrella ni más ni menos que de una empresa del Nasdaq como es Red Hat) sirve como base para otros desarrollos y distribuciones. Quizá el más interesante sea la distribución Sugar incorporada al proyecto One Laptop per Child, pero se pueden encontrar otros muchos. Lo más curioso, es que estos proyectos no se basan necesariamente en la última distribución vigente de Fedora sino en alguna anterior, por considerarla como un estado de desarrollo lo suficientemente estable para servir como base.

debian

La otra gran metadistribución es Debian, quizá el producto estrella del mundo del software libre junto con el propio núcleo Linux. Debian es una gran comunidad de voluntarios a escala internacional que trabaja con el fin común de lograr un gran sistema de escritorio y servidor con carácter libre. A diferencia de Fedora, Debian no busca el liderazgo tecnológico sino la estabilidad del software y tradicionalmente se ha considerado a las distribuciones Debian como las más sólidas del mundo Linux (¡con ciclos de desarrollo de hasta 3 años!).

lennybanner_indexed

Debian es posiblemente la distribución Linux con más paquetes de software incluidos y que corre en un mayor tipo de procesadores (en todos los existentes para ordenadores personales … y más allá, creo yo). Debian es también la distribución con mayor grado de penetración en las comunidades académicas, quizá debido precisamente a ser fruto de una comunidad de voluntarios, y no es frecuente encontrarnos aulas en las escuelas de Informática equipadas totalmente con distribuciones Debian.

Esta capacidad para correr en cualquier tipo de dispositivo, sumada a su solidez la ha convertido en una clara metadistribución. Su producto derivado estrella: Ubuntu, con eso queda todo dicho, y es que el producto que es casi sinónimo de Linux para el público en general está basado en Debian. De hecho, Ubuntu nace para suplir la que es la principal carencia de Debian: su excesivo tecnicismo. Pese a quién le pese, Debian es un producto no apto para un usuario sin ciertos conocimientos informáticos, y no es la distribución de la que entregaríamos a cualquiera un DVD para que la fuera instalando por su cuenta. Y es que en su virtud reside su pecado, o en su pecado reside su virtud: todo depende del punto de vista.

Como veis, dos grandes distribuciones, de las más conocidas del mundo Linux y que nos sirven como demostración de la gran versatilidad del software libre, donde de un producto se pueden obtener otros muchos sin ningún tipo de limitaciones.

Comentarios cerrados.